1438261422_extras_noticia_foton_7_1

España femenino, en el camino que llevó a los hombres a ganarlo todo

A nivel de selecciones, el fútbol femenino tiene dos campeonatos europeos que pulsan la salud de las categorías inferiores de un país. El Sub 19 y el Sub 17. En las últimas nueve ediciones de ambos torneos, España solo se ha ausentado de la final en uno. En los trece primeros Europeos Sub 19 la selección solo estuvo en el podio una vez. La colonización del fútbol base en la que está inmersa La Roja femenina puede recordar a la que se dio en el fútbol masculino y que precedió las dos Eurocopas y el Mundial ganados por España. “Está pasando algo similar. En pocos años puede haber una selección muy potente que esté optando de verdad a títulos europeos y mundiales”, concede el seleccionador Jorge Vilda a Digital Football Community. Con el técnico, que dirigió a la Sub 17 y Sub 19 antes de dar el salto tras el Mundial 2015, hemos hablado del proceso de transformación que ha permitido a España ser una potencia en categorías inferiores.

Mismo fútbol desde pequeñas

Las jugadoras de España Sub 17 celebran un triunfoLa Federación Española de Fútbol implantó un programa de trabajo para el fútbol femenino hace nueve años. En un país con 40.000 licencias (30 veces menos que Alemania), la monitorización del talento es clave. “No nos podemos permitir que se pierda. Además del trabajo de la Federación, es muy importante lo que hacen las territoriales. Ellos hacen un seguimiento para que podamos elegir a las mejores y no se escape nada. Los clubes también están haciendo un gran trabajo”.

Si por algo se caracteriza el fútbol español es por la calidad individual, el dominio de los fundamentos y el avanzado conocimiento del llamado juego de posición. El trabajo de asimilación de esta manera de jugar es un proceso de años. “Desde que las llamamos por primera vez, en Sub 15, empezamos a trabajar con la misma metodología que tenemos en la absoluta. Aunque los objetivos y los contenidos son distintos, la filosofía y el modelo de juego es el mismo”, explica Vilda. “Lo que buscamos con esto es ganar un tiempo que no tenemos a la hora de generar los automatismo que se buscan en un equipo”.

Jugadoras más preparadas

Jorge Vilda durante un entrenamiento con la selecciónEl resultado de esta formación continuada en la ‘filosofía España’ es jugadoras más preparadas y con un conocimiento del juego que poco tiene que ver con lo que Vilda y los técnicos se encontraban antes de este programa. “La diferencia es abismal”, empieza. “Cuando una jugadora que ha pasado por las categorías inferiores llega a la absoluta ya no tengo que empezar por la A, la B y la C. Saben perfectamente a lo que queremos jugar y podemos centrarnos en perfeccionarlo y orientarlo al 100% a la competición”. Tener clara la dirección hacia la que apunta el fútbol femenino español para sacar el máximo partido a esas 40.000 licencias también es imprescindible para los técnicos y seleccionadores territoriales. “Para nuestro estilo de juego sabemos exactamente el perfil que buscamos en una lateral, en una central, en una delantera…”.

Además de crear el mejor ecosistema futbolístico posible para las futuras estrellas de la selección femenina, la Federación Española les apoya con los estudios. “En las concentraciones más largas tienen gente que les ayuda con su formación. La realidad de estas chicas es que lo más importante para ellas son los estudios y nosotros debemos darles todas las facilidades”.

Liga potente + jugadoras en el extranjero

Las jugadoras de la selección celebran el título Sub 17Uno de los objetivos que persigue el fútbol femenino es que las jugadoras puedan dedicarse exclusivamente a su profesión. En ese sentido se han dado notables pasos en una temporada en la que la Liga Iberdrola se ha profesionalizado, ha tenido cobertura televisiva y cada vez más clubes del fútbol profesional están apostando por sus secciones femeninas. “Es muy importante para nosotros que las jugadoras de élite puedan estar en un entorno lo más dedicado posible y que no tengan que preocuparse de más cosas además de jugar al fútbol”.

En cualquier caso, las mejores opciones para las futbolistas españolas top siguen fuera de nuestro país. Vero Boquete ha jugado su tercera final de Champions League e Irene Paredes su primera en las filas del PSG. “La verdad es que esto es de gran ayuda para la selección porque competir en mejores ligas eleva el nivel de las jugadoras y competir por títulos importantes también les permite familiarizarse con la exigencia más alta”.

Vilda: Necesitamos más licencias

Jugadoras del CD Tacón durante un entrenamientoDurante la conversación con Vilda, el tema de las licencias es recurrente. España, con 40.000, compite en desventaja con casi todos los países importantes de Europa. Alemania, ganadora de las últimas seis Eurocopas, sobrepasa el millón. La Eurocopa de los Países Bajos de 2017 puede ser clave en este sentido para impulsar el fútbol femenino en España. “Un gran éxito de la selección ayudaría mucho porque llevaría a más niñas a iniciarse en este deporte. De la cantidad sale la calidad. Nosotros podemos hacer un once competitivo en las categorías inferiores, pero a veces nos cuesta sacar una lista de veinte. Con más licencias eso cambiaría y seríamos más fuertes todavía”.

Entre 1999 y 2007 España masculina ganó un Mundial Sub 20, cuatro Eurocopas Sub 19 y otras cuatro Sub 17. La femenina absoluta jugó por primera vez la Copa del Mundo en 2015 y ahora parece en disposición de tener una gran década. “Sí que puede haber un paralelismo. Antes de ganar un Mundial y dos Eurocopas España arrasó en categorías inferiores y sí que está pasando algo similar en femenino. El futuro puede ser prometedor. En pocos años puede haber una selección muy potente optando de verdad a ganar Europeos y Mundiales”, aventura Vilda.

One Comment

  1. no. la selección española masculina entre 1981 y 2007 llegó a donde tenía que ganar y además con un rendimiento mejor de lo que le correspondía. Hay 3 factores que marcan el rendimiento de una sección deportiva nacional: población del país, renta del país (y empleos en el séctor secundario), y experiencia competitiva (nivel de la liga local, partidos internacionales, amistosos competitivos, entrenadores extranjeros, etc.). Siempre se estaba: "oh es que siempre caen en cuartos", bueno, pues es que ese es el nível real.
    Palmares entre 1981 y 1999 en categorías inferiores (masculina):
    _Europeo sub-16: 1ºen 1986, 88, 91, 97, 99; y 2º en 1994 y 1997.
    _Mundiales sub-17: 2º en 1991, 3º en 1997
    _Europeo sub-18: 1º en 1995, 2º en 1996, 3º en 1990, 93, 94, 97
    _Mudial juvenil (sub-20): 2º en 1985, 4º en 1995
    _Europeo sub-21: 1º en 1986 y 1998, 2º en 1984, 1996, 3º en 1994.
    _JJOO: Oro en Barcelona'92
    Mas bien la situación de momento guarda más semejanza con la de la selecciones de Dinamarca (desde 1910 hasta el momento actual) o a la de Austria, Hungria, Polonia o Países Bajos, e incluso la que tuvo la propia selección española desde 1920 a 1950, esto es: profesionalización, liga competitiva, técnicos extranjeros, hasta 1935 un buen promedio de partidos internacionales al año (ahora La Roja masculina lleva disputados 655 partidos a lo largo de sus historia. Inglaterra: 966 (847 desde 1919), Alemania: 925 (895) , Argentina: 971 (906), Brasil 959 (949), Francia: 823 (787), Suecia: 1014 (967), Uruguay: 867 (809), Bélgica: 744 (704), Países Bajos: 780 (732), Hungria:915 (845), Austria: 756 (699), Dinamarca: 821 (799). En fútbol femenino: ESP: 179, SWE: 488, NOR: 482, ITA: 447, DEU: 440, DEN: 426 FRA: 407, NED: 380, ENG: 357, FIN: 341, SWI: 294, HUN: 262, BEL: 245, ISL: 223, USA: 606, CAN: 363, BRA: 244, ARG: 98 (1995-2015), COL: 87 (desde 1998). Desde 1999 hasta 2016 ESP ha jugado 105 (casi el 59% de su total), mientras que SWE: 284, DEU: 260, DEN: 242, FRA: 238, NED: 235, ITA: 222,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *